Archivo | Obsesiones RSS feed for this section

Cuento en el metro

12 Jun

“La mosca que soñaba que era un águila” es un cuento de Augusto Monterroso en ésta ocasión narrado por  Martín Dupá quien se caracterizó como payaso en los vagones del metro de la “Línea 2”. Hace muchos años que no lo hacía y se siente muy contento… jajajajaja. Incluso le ha dado por escribir éste post en tercera persona. Así que amigos no se escriba más y aquí les deja el video eh!!!

Saludos letransfusionados y alucinados! 😉

Anuncios

Combinaciones con el cubo Rubik

4 Jun

Mi naturaleza es la de un ser sumamente curioso y además obsesivo con respecto a todo aquello que me atrae, desde la literatura, el teatro, el cine, la pintura, el ajedrez, los malabares, los payasos (algunos insisten en llamarles “clowns” a pesar de que estamos en México), los malabares, la programación, la fotografía, etc.

Esta naturaleza obsesiva me llevó a buscar la solución de un rompecabezas en forma de cubo que se hiciera famoso allá por la década de los 80’s, sí, se trata del famoso “Cubo Rubik” que fue y sigue siendo un verdadero reto para muchos. He conocido en persona a muy pocos que logren armarlo y menos aun a quienes logren hacerlo en poco tiempo. A mi me lleva aproximadamente 2m y mi récord es de 1m 43s, pero esto no es una hazaña considerando que el récord mundial actual es de 7,08s ostentado por el neerlandés Erik Akkersdijk.

Me costó mucho tiempo aprender a resolverlo, al principio ya habiendo memorizado los algoritmos necesarios me tardaba entre 10m y 15m. Luego lo dejé algunos años pues estaba muy obsesionado con el ajedrez, no obstante llegó el día en que lo retomé y entonces comencé a mejorar el tiempo pues me dispuse a aprender nuevos algoritmos y vaya que avancé y mejor aún fue que también inicié una búsqueda personal de más combinaciones, llegando así a quedar satisfecho (por el momento xD). No me interesa competir con otros locos que lo arman en segundos, quizá algún día logre hacerlo ya que también padezco diversos trastornos mentales, pero eso sería sólo para disfrute personal.

La página donde aprendí los algoritmos para la solución es esta: http://www.rubikaz.com/

Aquí el video que acabo de grabar con varias combinaciones y en el que además hago algunos experimentos de edición de video:

Ya no me da tiempo de escribir sobre el editor de video que usé en ésta ocasión, pero pronto lo haré…

Saludos letransfusionados y alucinados! 😉

Libros empolvados

1 Jun
Libro viejo

Libro viejo

Ésta entrada me la traigo de mi cuenta en facebook:

Las bibliotecas sólo son visitadas por estudiantes que sólo hacen copias, para luego hacer un “resumen” y de hecho ésta actividad se está cambiando por la de “bajar los textos de Internet” sin más esfuerzo que el de copiar y pegar. Así pronto los libros quedarán empolvados…

Inicio ésta nota por una actualización de estado de uno de mis contactos en la que se lee:

…dejar de hacerse pendejo (a) La estadística dice que el mexicano lee menos de un libro al año. Hagamos la diferencia. Chingona y antipendeja semana para todos.
Hace 18 minutos · Comentar · Me gusta

Luego alguien comenta:

Hugo Ochoa ha escrito a las 9:18 del 01 de junio
Eso es un mito. La “estadística” dice que en promedio, el mexicano lee 2.9 libros al año.

Bueno, eso es en promedio, tomando en cuenta a los que si leen, pero, ¿y los que no leen nada? Me atrevo a asegurar que menos del 30% de mexicanos leen uno o dos libros en toda su vida. Sin ir muy lejos, mi madre es un claro ejemplo (por no mencionar a más miembros de la familia), no ha leído ni un libro en toda su vida: ella es “feliz” con sus telenovelas.

Lo más triste es que los que tienen acceso a los libros no aprovechen y prefieran muchas otras cosas. Aquí en la ciudad veo todos los días y con más frecuencia que muchos adquieren celulares, reproductores multimedia, computadores portátiles, videojuegos, etc. dejando a un lado los libros… Es cierto que también hay mucha gente leyendo, ¿pero qué es lo que leen? “Best sellers” o lo que la intelectualidad (?) comercial en turno recomiende…

La gran mayoría se queja de los bajos salarios, de la explotación de los obreros, de las pocas oportunidades para obtener un buen empleo, de los abusos por parte del gobierno, etc. empero: es ésta misma “gran mayoría” (la que tanto se queja) la que menos se preocupa por leer, por hacer bien su trabajo (si es que lo tiene). No tienen tiempo para crecer ni dinero para comprar libros, pero si para ver T.V. y disfrutar de la final de fútbol con unas cervezas. No digo que esté mal ésto último, pero ¿con que argumentos van a pelear o “exigir” sus derechos? El gobierno y los medios de comunicación manejan sus mentes y ellos son “felices” con todo el “soma” que les dan y no precisamente gratis, no, todo tiene un costo y ya estamos viviendo las consecuencias.

Un libro a la semana, al mes, al año o si lo prefieren uno en toda su vida… lo importante es que sea analizado, que mientras lo leen no estén pensando en otras cosas, que se concentren, si no, entonces ¿para qué leerlo?

Y pronto estos comentarios serán anulados por la velocidad de Internet, mientras pasan vertiginosamente las actualizaciones de nuestros contactos y vemos cuantos “amigos” somos capaces de agregar… Sería bueno que con esa misma habilidad agregáramos libros a nuestro acervo.

Martín Dupá

A %d blogueros les gusta esto: