Archivo | Libros RSS feed for this section

Libros empolvados

1 Jun
Libro viejo

Libro viejo

Ésta entrada me la traigo de mi cuenta en facebook:

Las bibliotecas sólo son visitadas por estudiantes que sólo hacen copias, para luego hacer un “resumen” y de hecho ésta actividad se está cambiando por la de “bajar los textos de Internet” sin más esfuerzo que el de copiar y pegar. Así pronto los libros quedarán empolvados…

Inicio ésta nota por una actualización de estado de uno de mis contactos en la que se lee:

…dejar de hacerse pendejo (a) La estadística dice que el mexicano lee menos de un libro al año. Hagamos la diferencia. Chingona y antipendeja semana para todos.
Hace 18 minutos · Comentar · Me gusta

Luego alguien comenta:

Hugo Ochoa ha escrito a las 9:18 del 01 de junio
Eso es un mito. La “estadística” dice que en promedio, el mexicano lee 2.9 libros al año.

Bueno, eso es en promedio, tomando en cuenta a los que si leen, pero, ¿y los que no leen nada? Me atrevo a asegurar que menos del 30% de mexicanos leen uno o dos libros en toda su vida. Sin ir muy lejos, mi madre es un claro ejemplo (por no mencionar a más miembros de la familia), no ha leído ni un libro en toda su vida: ella es “feliz” con sus telenovelas.

Lo más triste es que los que tienen acceso a los libros no aprovechen y prefieran muchas otras cosas. Aquí en la ciudad veo todos los días y con más frecuencia que muchos adquieren celulares, reproductores multimedia, computadores portátiles, videojuegos, etc. dejando a un lado los libros… Es cierto que también hay mucha gente leyendo, ¿pero qué es lo que leen? “Best sellers” o lo que la intelectualidad (?) comercial en turno recomiende…

La gran mayoría se queja de los bajos salarios, de la explotación de los obreros, de las pocas oportunidades para obtener un buen empleo, de los abusos por parte del gobierno, etc. empero: es ésta misma “gran mayoría” (la que tanto se queja) la que menos se preocupa por leer, por hacer bien su trabajo (si es que lo tiene). No tienen tiempo para crecer ni dinero para comprar libros, pero si para ver T.V. y disfrutar de la final de fútbol con unas cervezas. No digo que esté mal ésto último, pero ¿con que argumentos van a pelear o “exigir” sus derechos? El gobierno y los medios de comunicación manejan sus mentes y ellos son “felices” con todo el “soma” que les dan y no precisamente gratis, no, todo tiene un costo y ya estamos viviendo las consecuencias.

Un libro a la semana, al mes, al año o si lo prefieren uno en toda su vida… lo importante es que sea analizado, que mientras lo leen no estén pensando en otras cosas, que se concentren, si no, entonces ¿para qué leerlo?

Y pronto estos comentarios serán anulados por la velocidad de Internet, mientras pasan vertiginosamente las actualizaciones de nuestros contactos y vemos cuantos “amigos” somos capaces de agregar… Sería bueno que con esa misma habilidad agregáramos libros a nuestro acervo.

Martín Dupá

Anuncios

Salva un libro, no dejes que lo trituren

24 Jun

Segundo gran remate de libros, ahora en el Auditorio Nacional

books, books

** Títulos de los más diversos géneros que se iban a triturar y ser desechados podrán ser adquiridos por la gente a precios populares.

** El primer evento de este tipo registró gran asistencia y se llevó a cabo a mediados de diciembre, bajo el lema: Compra un libro para que siga existiendo, en lugar de que se destruya.

Como parte de su Programa de Lectura Para leer en Libertad, la Secretaría de Cultura del Gobierno del Distrito Federal invita al Segundo Gran Remate de Libros que en esta ocasión se llevará a cabo en el Auditorio Nacional, de mañana martes 24 al domingo 29 de junio en horario de 11:00 a 19:00 horas.

De entrada completamente libre, en el Auditorio se podrá adquirir títulos de los más diversos géneros que han pasado por ventas, rebajas y saldos y que finalmente iban a ser enviados a las bodegas de las editoriales para ser triturados y desechados, ya que por disposiciones de ley no pueden ser donados o regalados, a menos que paguen un impuesto. Incluso, si los ejemplares son almacenados tienen que pagar activos fiscales.

A propuesta de la Secretaría de Cultura, en vez de que los libros sean triturados ahora las editoriales los ponen a la venta a precios verdaderamente económicos y a disposición de todos los bolsillos.

Este Gran Remate de Libros efectuado a través de la Coordinación de Fomento a la Lectura —que promueve también los proyectos Tianguis de Libros; Para leer de Boleto en el Metro; Libro Clubes; Sana, sana leyendo una plana y Letras en Rebeldía— forma parte de los esfuerzos que el Gobierno de la Ciudad lleva a cabo para acercar textos a los habitantes del Distrito Federal.

El primer evento de este tipo registró gran asistencia y se llevó a cabo a mediados de diciembre, bajo el lema Compra un libro para que siga existiendo, en lugar de que se destruya, en la antigua Torre de Relaciones Exteriores, que hoy alberga el Centro Cultural Universitario Tlaltelolco.

Recuerda que la entrada será libre

Fuente: http://www.cultura.df.gob.mx/culturama/prensa/detalleNoticia/indexN.html?id=1313

A %d blogueros les gusta esto: