Mi pasión por las putas II [Crónicas de un pata de perro]

18 Abr

Aquella mañana caminaba por la acera e iba mirando los rostros de las mujeres que se encontraban recargadas en la pared a lo largo de la calle y quienes esperaban pacientes la llegada de los hombres que las comprarían por un rato. Momentos de placer es lo que se vende en esas calles del antiguo barrio, La Merced. Seguía mi camino en busca de alguien que me gustara para eso, para comprarle unos instantes a su lado tirados en la cama de algún hotel de los que abundan por allí. Caminando, mirando, seleccionando, separando una de otra, «piernas torneadas pero no, aquella parece bien pero su expresión no me gusta, no tampoco —pensaba—, quizá hoy no tengo suerte», y de pronto, allí enfrente al lado de una tienda estaba ella… ella que no me había mirado y a quien yo tampoco conocía.

Todos los días llegan nuevas mujeres al barrio y también se van otras o desaparecen, también las hay eternas, las que sobreviven. Las hay incluso viejas con mucho maquillaje como para engañarse a sí mismas o al tiempo, porque lo que es a nosotros que andamos por allí, no, las vemos tal cual: viejas. Pero allí están lo mismo que las jóvenes y hay quien las busca a ellas también.

Me acerqué a la tienda, estaba demasiado cohibido pero tomé valor pues me había gustado mucho y luego de acercarme a la tienda , me acerqué a ella.

—¿Vas? — Preguntó a quemarropa.

—¿Y cuanto cuesta ir?

—Doscientos y el cuarto.

La vi a los ojos de los que hasta el momento no me había percatado: eran hermosos, toda ella era un sueño. Su mirada de ojos negros, baja estatura, cabello largo y negro, sonrisa encantadora, caderas y senos sublimes. Me quede unos momentos como atontado y ella me tomo de la mejilla y de su boca, su hermosa boca brotó nuevamente la primer pregunta: ¿Vas? No hablé, asentí con la cabeza y me tomó del brazo, me llevó a su lado. Nunca antes una de ellas me había llevado a su lado por la acera hasta llegar al hotel. Entramos y pagamos la habitación, subimos las escaleras y en esta parte ella tomó la delantera de modo que la vi subir al tiempo que se me subía el deseo hasta la punta. Llegamos al cuarto y cruzando el umbral solté la carcajada, una sonora carcajada. Su desconcierto fue inmediato.

—No, no te preocupes, no es por ti.

—¿Que te pasa muchacho?

—Es ese cuadro de payaso sobre la cabecera.

—A mi me gusta.

—Si, a mi también, es sólo que no me esperaba ver uno aquí y menos de un payaso vagabundo.

—¿Por qué?

—Bueno, es que soy payaso. Soy payaso vagabundo así como el del cuadro y de hecho tengo uno igual en casa.

—¡Ay muchacho! Te has de ver lindo de payaso.

—Quizá.

A estas alturas de la conversación ya habíamos cerrado la puerta y estábamos sentados en la orilla de la cama. entonces vi otro cuadro cerca del espejo gigante, ese otro cuadro era un Dalí. Me lo quedé mirando un rato pues no me parecía un buen lugar para ese cuadro.

—Ese también me gusta.

—Si, es hermoso.

—Es un Dalí, dijo un señor el otro día y yo le pregunte, ¿qué es un Dalí?

—Y él te lo dijo.

—No, soltó una carcajada como la tuya de hace un rato. El hijo de puta se burló, me cogió y se fue.

—¡Hijo de la chingada, que ojete!

—¿Tú sabes que es un Dalí?

En este punto, ya se me había bajado el deseo desde la punta hasta el suelo. Le platiqué lo poco que sabía de Salvador Dalí, el surrealismo y que el cuadro aquel era “Leda atómica”, en fin, lo poco que mi curiosidad me había hecho investigar, se lo compartí. Ella fascinada con mi explicación.

—Tú no eres de por aquí.

—No.

—Eres payaso y ¿qué más haces?

—Estudio teatro.

Seguimos platicando como dos horas, hasta que paró de la cama y se comenzó a desnudar, otra vez el deseo me subía hasta la punta. Su falda, su blusa, el sostén, las pantimedias, todo calló al suelo. Me hizo poner de pie y me desnudó como nunca nadie lo había hecho, poco a poco, en medio de caricias y besos, sí, ella era la primera puta que me permitía besar su boca. Una de las reglas que había aprendido, se rompió con ella: nos estábamos besando. Luego me sentó en la orilla de la cama y fue como sentarme al borde de un abismo al ver el cuerpo desnudo de una mujer que apenas había conocido unas horas atrás y que sin embargo creía conocer desde siempre. La miré y fue una caricia lenta que recorrió todo su cuerpo, desde el cabello, pasando por el rostro, el cuello, los senos, la cintura, las caderas, su sexo, los muslos, otra vez esos muslos bien torneados, las pantorrillas y sus pies… pies pequeños, así, chiquititos como los recuerdos, porque los recuerdos así son y caben en un instante; el instante antes de la muerte. Luego nuestros cuerpos se encontraron y desparramaron el placer por todos los rincones de aquel cuarto terminando en la cama viéndonos en un espejo que yo no había visto y que estaba en el techo. Nos reímos. Por unos momento habíamos estado en el núcleo del universo. el cuadro de Dalí había sido también un espejo en el que nos reflejábamos los dos, ella mujer y yo convertido en cisne. Viva imagen del amor. El payaso allí con su tristeza alegre. Dormimos.

¡Ay desgracia! Al despertar en medio de la oscuridad me sentí solo, ella no estaba, lo sentía. Me hice la ilusión de encontrarla en el baño. Me paré y fui al baño sólo para verlo vacío. Encendí la luz del cuarto y me vi desnudo en el espejo, los cuadros ya no estaban y recordé que no le había pagado a ella, únicamente había pagado la habitación. Los cuadros, ¿cómo se los llevó?

Bajé lento por aquellas escaleras del hotel recordando todo y tratando de encontrar su rastro en el aire, olfateando como perro, pero mi olfato humano no sirvió y no pude encontrar señal alguna de ella. Salí a la calle. caminé hacía la tienda mientras recordaba más detalles. En un momento le había preguntado su nombre y me lo había dicho, lo recordaba claro: Sarai.

Nunca más la he vuelto a ver, pese a que la busqué mucho tiempo. Ella fue la penúltima puta que dejó de ser tal para mi. Existe la última, pero de ella les cuento luego.

Martín Dupá

Safe Creative #0804180592443

***

Fotografía:

«« Torsten Eismann

«« Taylor Ross

Entrada relacionada en este blog:

Mi pasión por las putas I [Crónicas de un pata de perro]

Mi pasión por las putas III [Crónicas de un pata de perro]

Sobre el cuadro de Salvador Dalí: Leda atómica – Wikipedia, la enciclopedia libre

Las fotografías fueron tomadas de: stock.xchng – the leading free stock photography site

Una buena rola de Manu Chao:

Hoy me encontré con que el video ya no estaba disponible. La verdad es que a veces tardo en darme cuenta de este detalle pues no hay una forma de que el sistema me avise por que no depende de WordPress sino de Youtube cuando son retirados los videos por cuestiones legales. De cualquier manera, casi siempre hay usuarios que suben otra vez el mismo video y podemos cambiarlo aquí, como en esta ocasión. Si por casualidad, de nueva cuenta no puedes verlo: avisa con un comentario. Gracias.

Este quedo fuera:

Anuncios

29 comentarios to “Mi pasión por las putas II [Crónicas de un pata de perro]”

  1. Sarai 14 diciembre 2016 a 5:20 pm #

    Me encantó y no solo porque mi nombre este en el. Tienes mucho talento. Espero seguir leyéndote

  2. Paok 6 junio 2016 a 6:34 am #

    Bolches yarboclos pa todos.

  3. Memo 29 junio 2011 a 12:14 pm #

    dime donde la puedo encontrar!! Tu blog esta buenisimo ya me suscribí!

  4. Cacique 10 diciembre 2010 a 5:15 pm #

    Teiboleras…primas hermanas de las putas de esquina? Curiso verlas actuar en su pasarela entre tubos y tubos, subir, bajar, dar vueltas, desvestirse en el aire…Termina la música y el pudor les vuelve al alma y se cubren sus “cositas” con los brazos para bajar presurosas. Y luego un privado (que solo es un cuartito de 2 x2 y un par de sillas)pero que elasticidad y facilidad para hacer maravillas en tan breve espacio..ahhhhh.

    Un vicio para mí a pesar de que soy casado y tengo suerte con las mujeres, la variedad es lo que le da sabor a la vida.

    Saludos y felicitaciones por el blog.

  5. miguel el gatopulgoso 5 octubre 2009 a 7:19 am #

    esxcelente, ke buena narracion, que buena rola para terminar, c comparte la pasion, un saludo, cuidate carnal.

  6. anonimo 7 junio 2009 a 10:48 pm #

    excelente…!

  7. estoy loca 16 febrero 2009 a 12:14 am #

    perrita

  8. estoy loca 16 febrero 2009 a 12:13 am #

    hola estoy loca bueno un poco

  9. yanina 12 febrero 2009 a 1:43 pm #

    auqnue este en desacuerdo con que los hombres acudan a las prostitutas, hay que reconocer que es un buen trabajo lo de tu blog, tienes talento para la literatura. Muchos exitos!!

  10. cabrezno007 12 febrero 2009 a 6:31 am #

    Creo que compartimos la misma pasion.Saludos.

  11. Mayelli Osuna 19 julio 2008 a 3:39 pm #

    …. y la curiosidad se convirtió en interes

    Saludos

  12. letransfusión 2 mayo 2008 a 5:17 pm #

    Eduardo Ll., pues ya está lista, recién salida de los hornos letransfuseros la tercera parte: « https://letransfusion.wordpress.com/2008/05/01/mi-pasion-por-las-putas-iii/ »

    Gabriel R., un gusto tener por estos lares tu visita. Bienvenido a la nave.

    saludos letransfusionados y alucinados. 😉

  13. gabriel revelo 30 abril 2008 a 10:52 pm #

    cuando leí tu comentario en mi blog de esta mañana y por la tarde busque la dirección del tuyo nunca imaginé que leería algo tan bueno, y menos aún, que me enganchara tanto.

    creo que estaré por acá muy a menudo…

  14. Eduardo Llaguno 25 abril 2008 a 10:41 pm #

    Quedaremos ansiosos esperando la siguiente crónica. Grato leerte sin duda.

    Felicidades

  15. letransfusión 23 abril 2008 a 7:53 pm #

    Vane, muchas gracias, seguro que no te olvido.

  16. vanedesanz 22 abril 2008 a 11:36 pm #

    Mi querido martin, estoy atrayendo gente a tu blog, asi que cuando seas famoso y tengas miles de trillones de visitas fuertes con tu libro y demas, espero que no te olvides de la desastrosa que ayudo a tu fama. Por cierto, si llegas a escribir ese libro que podria llamarse “anecdotas de un payaso” jajaja me invitas a unas birritas o como eres mexicanos, unos tequilas. Besos desastrosos, pero sabrosos

  17. letransfusión 22 abril 2008 a 2:09 am #

    pinguinoerrante, es un honor contar con tu visita a la nave: da gusto recibir a los paisanos. Bienvenido.

    Oskar, es difícil pensar en deshacerse de visitas como la tuya y al contrario, seguiré tratando de ofrecer lo mejor para que cuando anden por aquí les sea grato.

    Saludos letransfusuionados y alucinados. 😉

  18. Oskar 21 abril 2008 a 9:40 pm #

    Hombre, que talento!!!… Eres un poeta, un escritor… Tu blog es excelente, sencillamente exquisito… Es un placer leerte… Deberías tener novelas publicadas… Seguro, las editoriales no dudarían en ti ni un segundo…

    He llegado aquí gracias al blog de Vane, y no me arrepiento… Soy un lector declarado… Mi vida esta en los libros, y en la programación… Reconozco un texto excelente, de calidad, bien estructurado, y ameno. Además, la finura con que tratas las palabras es prodigiosa, y ya casi extinta entre las personas…

    Ánimo, amigo… Tienes mucho talento… Va a ser imposible que te deshagas de mí… Jajaja… Estas en mis feeds, y en mi blogroll… Sí no te molesta…

    Saludos…

  19. pinguinoerrante 21 abril 2008 a 3:16 pm #

    Saludos letransfusión.

    Nunca antes había leído tu blog, de hecho fue gracias a nuestra dictadora Vane que leí esta entrada y estoy impactado…

    No solo es por la calidad de tu escritura (que ya es suficiente motivo) sino que además me vengo a encontrar que con que eres Mexicano (yo igual lo soy) y no solo eso, sino que además eres ese personaje casi mítico que realizo una campaña de difusión de software libre en los vagones del metro y del cual escuche (o leí, la verdad no recuerdo 😛 ) quedando asombrado por el entusiasmo que has mostrado hacia el mismo, joder estoy asombrado, cuan grande y a la vez pequeño puede ser el ciber espacio 😛

    En fin, no me quiero enrollar más solo quería desearte suerte, sigue poniendo tu granito de arena para difundir el software libre y por supuesto sigue escribiendo con esa calidad que demuestra que los Mexicanos aun tenemos talento, te estaremos siguiendo 😉

  20. letransfusión 21 abril 2008 a 2:01 pm #

    Buen punto Vane, ya veremos si en algún momento Sarai nos cuenta qué hizo con los cuadros.

  21. vanedesanz 21 abril 2008 a 4:42 am #

    Eyyy justamente iba a decir lo mismo que Agnusdark, que buena forma de escribir como para narrar ese tipo de situaciones, aunque creo que el libro seria mas interesante si lo contaran ellas… Besos desastrosos pero sabrosos

  22. letransfusión 20 abril 2008 a 4:57 pm #

    aldols, bienvenido a bordo.

    ram, gracias por el enlace, algunos de los mencionados proyectos ahí ya los conocía, pero el de http://www.bubok.es no, así que me ha sido muy útil. Quizá me inclino más a que sea un libro libre, que se pueda descargar y distribuir sin ningún coste y además teniendo la opción de que lo adquieran impreso en alguno de estos proyectos, así por ejemplo quienes lo hayan leído primero en formato digital quizá se animan a comprarlo impreso. Me parece que esta será la nueva forma para los tiempos que corren y los que vienen.

    Saludos letransfusionados y alucinados. 😉

  23. ram 20 abril 2008 a 11:33 am #

    Amigo letransfusionado, leyendo entradas de un blog , me encuentro con esta
    “http://mundogeek.net/archivos/2008/04/17/¿quieres-publicar-un-libro/”
    ,me acorde de que eres buen escritor , y como tomastes la iniciativa del libro espero que te sea de provecho ps.

    saludz!

  24. aldols 19 abril 2008 a 6:58 pm #

    O_o Orale!!

    esta muy padre la historia.. y felicidades por tu narracion… escelente!!!

  25. letransfusión 18 abril 2008 a 9:17 pm #

    Angusdark, ¿sabes? desde hace horas que leí tu comentario y quería responder, pero estaba teniendo fallos el suministro de energía en donde vivo, así que de repente estaba escribiendo y zaz, se iba la luz. Pero todo ese tiempo he pensado en eso del libro. Es difícil, claro que quiero publicar y ya estoy viendo las opciones que dan algunos proyectos en línea, no obstante, falta mucho trabajo.

    Andride 23, gracias 😀 ❗

    Saludos letransfusionados y alucinados. 😉

  26. Androide 23 18 abril 2008 a 7:14 pm #

    Qué lindo eres 🙂

  27. Agnusdark 18 abril 2008 a 2:45 pm #

    Wow, esto es material para un libro…………. ¿te lo has planteado?

    Es algo padre la combinacion arte y sexo….

    Buen post

    Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: